SOBRE MI

“Olvídate de la seguridad. Vive donde temes vivir. Destruye tu reputación. Sé notorio“
Rumi

Ariadna Velázquez

Ariadna Velázquez

Mi frase favorita, mi lema de vida. Nunca me había atrevido a vivirla realmente. Quizá lo intenté, pero siempre con cautela. Prefería no hacerlo todo a la vez, porque encarnar y ser vivo ejemplo de esta frase implica salir de mi zona de confort y hacerme notar. Mostrar mi yo auténtico, enfrentarme a lo que otros pudieran pensar de mi.

Mi superpoder era hacerme invisible ante los grandes retos de la vida, la idea de ser notoria me aterraba. Ante cada gran oportunidad me hacía chica. En el 2011 me mudé de la Ciudad de México a Alemania para seguir un sueño. Convencida de que era la mejor decisión para mí, aprendí un nuevo idioma, me adapté al clima e intenté construir algo similar a lo que había dejado atrás.

A pesar de ser un gran cambio, me seguía sintiendo frustrada de repetir lo mismo sin llegar a nada. De dar más vueltas que un hámster. Pero la vida me trajo varios eventos inesperados que me sacudieron. No me quedó de otra más que replantearme todo aquello que siempre creí verdadero. Fue entonces cuándo empecé a encarnar esta poderosa frase de Rumi.

Seguridad, adiós. Temor, ¡ejem! Sí, todo. De mi reputación ni hablar, tenía que dejar atrás todo lo que yo ya no era y no me impulsaba a crecer. Notoriedad… ¡Gulp!

En verdad, pienso que la vida es maravillosa porque nos enfrenta a los retos necesarios para crecer, solo hay saber estar atentos. Estoy convencida de que estos desafíos son una excelente oportunidad para el crecimiento personal. Si sabemos con qué recursos contamos y los usamos en esos momentos, alcanzaremos nuestro mayor potencial.

La Kinesiología me ha dado las herramientas que necesito para seguir creciendo, para hacerle frente a mis temores, darle la bienvenida a la incertidumbre y destruir mi reputación, es decir, dejar atrás esas emociones y actitudes que ya no me son útiles. Seguir mis sueños, a pesar del temor de ser notoria. Es en esta disciplina donde he encontrado el sentido de mi vida.

Pensar en la infinidad de posibilidades que hay por descubrir y saber que en nosotros se encuentran las respuestas para nuestro bienestar es mi mayor motivación.  

Me siento agradecida de poder acompañar a mis clientes y apoyarlos en su camino para descubrir su potencial, sin importar su edad, de facilitarles las herramientas para alcanzar sus metas en el trabajo, en la escuela o en su vida personal. Motivarlos a ir más allá de sus límites.

¿Estás listo para descubrir tu potencial? Contáctame, estaré encantada de acompañarte en tu camino.